Arco de Santa Catalina en Antigua Guatemala
5 (100%) 25 votes

Antigua Guatemala es bien conocida por su rica historia colonial y sus atracciones culturales, pero ninguna es tan emblemática como el Arco de Santa Catalina. Sobre las calles empedradas y frente al imponente Volcán de Agua, este arco amarillo azafrán se ha convertido en el símbolo de Antigua.

Historia del arco de Santa Catalina

En 1609, cuatro monjas agustinas fueron autorizadas a fundar un convento de mujeres, el segundo de la ciudad. Se hizo popular dado que la dote requerida para entrar era mucho menor que la del Convento de la Concepción. A medida que la población del convento crecía, las hermanas pensaron que era necesario ampliar su edificio. Desafortunadamente, no pudieron asegurar un lote adyacente al edificio original.

La propiedad más cercana al convento que las monjas pudieron adquirir fue la del otro lado de la calle. La primera solución propuesta, cerrar la carretera para unir ambas propiedades, fue recibida con vehemencia por los vecinos, quienes creían que cerrar el acceso directo a la Iglesia de la Merced sería un terrible inconveniente. La razón de la propuesta de las monjas era simple debido a su voto de reclusión, se les prohibió a las monjas interactuar con el público inevitable si iban a cruzar la calle.

Imagen del arco de santa catalina antigua guatema
Imagen del arco de santa catalina antigua guatema

Finalmente, una pasarela cerrada fue propuesta y aprobada en 1693, aunque algunos vecinos todavía se oponían. El arco se terminó un año después.

Los terremotos de 1773 dañaron el convento y el arco. Aunque parcialmente restaurado, el convento fue finalmente abandonado en 1776 y reconstruido mucho más tarde, en 1850.

La torre del reloj que ahora adorna el Arco de Santa Catalina fue añadida en la década de 1890. El arco fue sometido a otra restauración en la década de 1940. El reloj sufrió daños durante el terremoto de 1976, y permaneció sin reparar hasta 1991. Hoy en día, el arco es la atracción más fotografiada de la ciudad y un lugar tradicional de reunión para las celebraciones de Año Nuevo.

Reloj del arco de Santa Catalina

 

El reloj y la torre en la parte superior del arco datan del siglo XIX es un reloj francés de Lamy & Lacroix que hay que dar cuerda cada tres días.

Reloj del Arco de Santa Catalina
Reloj del Arco de Santa Catalina

El reloj del arco funciona a través de un sistema de pesas tres para ser exactos, cada una pesando más de 200 libras cada una. Las pesas, unidas al mecanismo del reloj por un sistema de poleas y cuerdas, tardan tres días en desenrollar las cuerdas, en cuyo momento el relojero devuelve las pesas a su punto de partida original. En la década de 1980, el reloj estaba listo para ser reparado. Algunos concejales propusieron la instalación de un reloj eléctrico, una propuesta que fue rechazada rotundamente.

Actividades que puedes realizar

El Arco de Santa Catalina es el monumento más emblemático de la Antigua, y uno de los mejores atractivos turísticos de esta ciudad  tendrás la oportunidad para tomar fotografías al amanecer o al atardecer con el Volcán de Agua al fondo, ademas de conocer más de la historia de Guatemala. 

Datos curiosos del Arco de Santa Catalina

  • Las monjas vivían a un lado del arco y enseñaban en una escuela al otro extremo.
  • Dentro del arco hay un pasadizo oculto que permite a las monjas cruzar la calle sin ser vistas.

¿Cómo llegar al Arco de Santa Catalina?

El arco de Santa Calina se encuentra ubicado en municipio de Antigua Guatemala del departamento de Sacatepéquez, para llegar a el partiendo desde la ciudad capital se debe tomar la 12 Avenida y 24 calle hacia Avenida Bolivar, seguidamente tomar el bulevar principal de Ciudad San Cristóbal, por la carretera CA-1 hacia Antigua Guatemala.

Vídeo del Arco de Santa Catalina 

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *