Leyenda de La Siguanaba en Guatemala

Leyenda de La Siguanaba en Guatemala

La Siguanaba es una figura muy conocida de la mitología guatemalteca, originalmente se llamaba Sihuehuet, que significa mujer hermosa, cuando tuvo una aventura con el hijo de dios, Tlaloc quedó embarazada. Sin embargo, fue una madre irresponsable y dejó a su hijo pequeño solo mientras satisfacía sus deseos.

Cuando Tláloc descubrió esto, estaba furioso. Cambió su nombre por Siguanaba, o mujer horrible, y la maldijo. A partir de ese momento, se veía hermosa a primera vista, pero cuando los hombres se le acercaban, se convertía en una mujer fea con cara de caballo. Tláloc la condenó a vagar por los campos y a aparecer ante hombres que viajaban solos de noche. La gente dice que pueden verla lavando ropa en los ríos y buscando a su hijo, Cipitio, a quien el dios Tláloc le concedió la juventud eterna.

Leyenda de la Siguanaba Corta
Leyenda de la Siguanaba Corta

La leyenda dice que a menudo aparece a los vagabundos en la noche, por lo general a los hombres que seducen a las mujeres y se jactan de sus conquistas, estos hombres la verán bañándose con un tazón dorado y un peine dorado, su cuerpo brillando a la luz de la luna a través de su camisón.

Para mantener sus almas a salvo de Siguanaba, se dice en algunas versiones que los hombres deben morder una cruz de metal y rezar a Dios. Si ves a una mujer bañándose en el río y no sabes si es Siguanaba, puedes gritar tres veces: “No te vas a ir María Pata de Gallina”. Si es Siguanaba, se asustará. Si no, la gente pensará que estás loco, pero eso es mejor que tener miedo. Siempre es importante tomar las precauciones necesarias para no ser engañado por La Siguanaba!

Leyenda de La Siguanaba en Guatemala
5 (100%) 25 vote[s]

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *